13/5/17

Análisis del videoclip 'Despacito' de Luis Fonsi y Daddy Yankee

Hola, soy Yos y os voy a cambiar el modo con el que hasta ahora veíais el videoclip Despacito. Si esto fuese un vídeo de YouTube en vez de un post en Blogger se titularía algo así como: "¿Hay machismo en el vídeo de Despacito?", "Curiosidades de Despacito" o "¿El uso de la virginidad en Despacito?".

Yankee.
Fonsi.
El team bíceps despacitopega a la velocidad de la luz.

Una de las mayores lacras que ha azotado sin control a nuestra sociedad -sin contar el single Bon Appétit de Katy Perry- fue la facilidad de acceder a drones con cámaras de vídeo. Ahí empezaron a emplearse en 15 de cada 10 videoclips para ofrecer planos más cinematográficos. Pues con uno de esos planos se inicia el videoclip de Despacito. En él vemos el mar chocando contra rocas y mojándolas cual ropa interior de fans del Bieber al publicar el remix del tema de Luis Fonsi y Daddy Yankee.

Siete segundos tarda el cantante en hacer acto de presencia -para que luego diga mi ex que yo era "muy rápido"-. Lo vemos después de ese oleaje y de un niño entrando en una habitación para intentar coger un ¿pato? No tiene ningún sentido, cierto, pero la canción se llama Despacito no "Coherencia". Hemos esperado siete segundos para ver dos de Fonsi girando la cara cual concursante de OT1 al cruzarse con Juan Camus por la calle. El primer minuto está destinado a mostrarnos la localización -algo que veríamos de un modo distinto si fuésemos un concejal de urbanismo del PP porque comprobamos que todavía existen terrenos en el mundo por recalificar-, a Luis Fonsi frente al mar haciendo movimientos de latin lover triunfador o simplemente mirando al infinito, a una mujer rozándose con paredes junto a ropa tendida como si estuviese en un anuncio de H&M y al niño del pato en bicicleta.

La virgen

La definición gráfica de sutileza la tenemos cuando en un plano aparece la figura de una virgen y justo detrás surge Zuleyka Rivera, la mujer protagonista del vídeo. Una manera muy sencilla de dotar de connotaciones sexuales al personaje femenino con un simple plano. El tema de la virginidad, guste más o menos, no es un recurso nuevo en los videoclips pero sí que se puede tratar de distintas maneras (según el tipo de canción y artista, claro). En Bad Romance, por ejemplo, vemos a Lady Gaga de blanco (color de la pureza) siendo ofrecida a unos hombres que pujarán por ella. Una vez "comprada", su vestimenta pasa a ser de color rojo (pérdida de la virginidad). Si nunca antes os habíais percatado de ese detalle, ahí os lo dejo de regalo.

El reclamo sexual de la mujer en este vídeo me llama mucho la atención. Si os fijáis bien siempre son a cámara lenta las escenas donde aparece Zuleyka como elemento central (que si plano del culo, que si pelo al viento, que si boca abierta en señal de deseo, que si entro a un bar y desconocidos me miran, que si magreo con Fonsi...). En la comunicación visual es usual vender la sensualidad a cámara lenta y lo podéis comprobar en películas, spots publicitarios o videoclips. La persona que estuvo editando el vídeo lo sabía, no surge de la nada la idea de reducir la velocidad del vídeo por mucho que el archivo se titulara "despacito.mp4". Todo tiene su sentido como si fuera Mikel Santiago escribiendo un thriller.

Calle latina. Óleo sobre lienzo.

Los artistas latinos siempre se quieren mostrar cercanos a la gente más humilde a través de sus videoclips, de ahí que sea ya cliché rodar en las calles donde reside el tipo de público que más consume este estilo de música. Puedes verlo en Despacito, en Shakira, con Gente de Zona o Enrique Iglesias... que dime tú qué tiene Enrique Iglesias de vida humilde. La cercanía al pueblo es un estereotipo del artista latino que siempre se potencia, además de ser un mercado muy importante.

El videoclip en sí cuenta con una creatividad prácticamente nula, esto es que no aporta nada nuevo ni supone un cambio con respecto a lo que hemos visto en vídeos musicales anteriores, lo que no quiere decir que sea un mal vídeo, no, simplemente es correcto y en el que el éxito del tema Despacito lo ha sobrepasado. Podría haber sido un time-lapse del crecimiento de un cactus en el desierto y hubiese tenido el mismo número de visitas. El vídeo musical pasará a la historia por sus millones de reproducciones en YouTube gracias a la buena acogida del tema a nivel mundial, no por su "calidad". Palabra de Yos.

Xuso Jones en su etapa meriendo-cada-día-en-McDonald's imitando en Tu cara me suena a Pharrell Williams junto a una versión actualizada y latina de Gastón cantando en la taberna de La Bella y la Bestia. A modo resumen.


4 comentarios:

  1. Sé que no tiene nada que ver con la entrada (no sabría qué aportar a un videoclip en el que salga Daddy Yankee, la verdad), pero se me ha ocurrido que deberías probar qué tal te va viendo a la youtuber Ter.

    Mmm.... eso es todo xD Buenas noches!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la recomendación. Creo que he oído hablar de ella antes pero nunca me he puesto a ver vídeos suyos y no sé por qué. Me tiene ganado solo por llamarse casi igual que Cher. Y Cher lo es todo.

      Eliminar
  2. entre mas rápido el publico olvide que esto existe, mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento nos queda un largo camino con esta canción y de este verano no hay quien nos salve. ¡FOOOONSIIII!

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails