21/5/17

La actuación de Estonia con 'Verona' en Eurovisión 2017

Koit Toome & Laura - Verona (Estonia 2017)
 Ídolos de la mitología estoniaca por Rick Riordan

Me ofende mucho *coloco la mano en el pecho* si por un casual alguien ha llegado a pensar que este año no iba a pronunciarme acerca de Eurovisión, ¿estamos locos o QUÉ? Por respeto a mí mismo me veo en la obligación de hablar de una de las actuaciones más icónicas, revolucionarias, atemporales, ñoñas y desfasadas que han pasado por el escenario de Eurovisión en toda su historia. Y no han necesitado drones ni caer del techo para hacerlo.

Koit Toome y Laura fueron elegidos, sin tener nada que ver Xavi Martínez, para representar a Estonia con el tema Verona (+55% de los votos). Que es como si un cantante italiano va con el tema "Barcelona" o un español con una canción titulada "Minsk" (capital de Bielorrusia, que sé que no lo sabíais). Para tristeza de un servidor no llegaron a pasar de la segunda semifinal -ni por asomo, quedaron en la posición 14/18- y muchos no pudisteis disfrutar de su maravillosa actuación quedándoos solamente con la anécdota del gallo del español cuando en realidad el show lo robó Koit Toome & Laura. VLeamos:

Imagina encontrarte esto una noche

Todos estamos de acuerdo en que a Eurovisión, por encima de todo, se va a "cantar" ¿no? Pues a Laura, que es la primera en hacerlo en su canción, le cortaron el micrófono cerca de 2 segundos. 2 segundos donde estuvo cantando para los de la primera fila del auditorio. Esta señora -tiene un año más que yo- pasa casi 40 segundos como protagonista absoluta del tema en un lateral del escenario, luciendo un vestido de novia -sostengo la teoría de que hay un lobby mi importante detrás del Festival que obliga cada año a que al menos una cantante lleve un vestido de novia- mientras mueve cual rueda rebelde del carrito de la compra su brazo izquierdo. A modo de curiosidad añadiré que en su culo tiene bordado "Estonia". De verdad.

El cantante de Estonia dispuesto a inseminarte

Si nuestra querida Laura iba de blanco a Koit Toome le tocaba ir de negro para diferenciar más aún los roles de cada uno como si de una partida de ajedrez se tratara o, para los más eruditos, de personajes de Nacidos de la bruma. La entrada de él sobre el escenario es con paso firme y decidido, mirando a cámara con el afán de dejar embarazadas a los espectadores como si se tratara del sueco, mientras en la pantalla del fondo y del suelo se proyecta una franja blanca. O raya, como le gusta a Albert Rivera.

Una vez llega al final de su corto pero recto camino se dedica a poner caras de drama máximo, una de las características más destacables de la actuación y que estudiarán nuestros hijos en las universidades en la rama de Comunicación Audiovisual. Porque existe una fina línea que separa la mirada latin lover de la latin acosador lover y aquí el amigo Koit se la pasa tanto que le da la vuelta y la convierte en algo espeluznante/apasionante. No conozco a nadie que haya sido capaz de aguantarle la mirada. De fondo se proyecta una versión virtual de la cara de Laura, atrapada en nuestros corazones y en lo transmedia.

¿Siri, por qué doy tanta vergüenza ajena?

A continuación se van intercalando planos de Laura mirando a cámara como mala de telenovela -moviendo el brazo like al comienzo- y, aquí mi parte favorita, planos de Koit Toome pasando de hacer como que está reflexivo a mirada amenazante. Ahora reflexivo. Ahora amenazante. Reflexivo. Amenazante. Es que me decís que este señor mató con un cortaúñas a todos sus compañeros de clase cuando iba al instituto y me lo creo. A mí este señor me parece más amenazante que cualquier personaje creado por Joe Abercrombie.

No le mires directamente a los ojos, se pone muy agresivo

A mitad de canción Laura recuerda que es un ser vertebrado con la capacidad de andar y eso es lo que hace. Cada uno se coloca en un punto del escenario donde, casualmente, en el suelo se proyecta una especie de estrella creando un efecto bastante potable en el caso de ella y un tanto meh en el de él. Esa es mi opinión como experto en proyecciones digitales. Sigo.

Desde ese momento ya no hay ser en la Tierra capaz de parar los despropósitos de la puesta en escena de Estonia. Esto se le ha ido de las manos. A todas las miradas dramáticas anteriores, movimientos de brazo de Laura e intentos de Koit de inseminar visualmente se unen los cambios de plano, las luces de fondo y el venirse arriba de ambos cantantes. Es el horror en su faceta más molona, te atrapa totalmente.

Como Verona es muy grande pero el escenario de Eurovisión no tanto, se terminan encontrando. Perdón por el spoiler. Si la carencia de pudor escénico ya era evidente por lo barroco que era todo, la falta de complicidad entre los dos directamente ni se presentó. Él la marca acariciándole el cabello como quien mulle una almohada después de hacer la cama y ella... ella sigue moviendo el brazo como si se acabara de comprar la Baticao.

"Milana bonita"

► Ningún enlace.

2 comentarios:

  1. En serio, no puedo con tus entradas. Llevo muerto de risa al final :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. [Siri estoniano al habla] Al menos se saca algo positivo de esta actuación tan memorable. [/Siri estoniano al habla]

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails