3/12/16

La verdad sobre el videoclip 'All I Want For Christmas Is You' de Mariah Carey | Parte 1

Mariah Carey atada a un reno. El drama es R·E·A·L

Corría el año 1994 cuando se publicó uno de los mayores hits navideños de la historia moderna. La canción All I Want For Christmas Is You de Mariah Carey formó parte de su disco Merry Christmas (permitidme que diga que es un título poco arriesgado ya que no deja lugar a dudas sobre cuál es su temática, es como si Katy Perry sacara uno de directos titulado Gallos o Lady Gaga EDNSCNDLQPAYQ: Este disco no suena como ninguno de los que publiqué anteriormente y qué) y cada noviembre vuelve a colarse en las listas de éxitos para terminar de explotar en pleno diciembre cual grano en 3º de la ESO.

Su videoclip oficial también fue lanzado ese mismo año, bueno, sus dos videoclips oficiales. El más famoso de todos es sobre el que quiero teorizar y es aquel en el que nos muestra a una Mariah Carey de lo más navideña, más navideña que la estantería de los polvorones en el Mercadona en septiembre. El otro videoclip es en blanco y negro con tintes sesenteros y en homenaje a The Ronettes. Es curioso cómo este homenaje continuó en el tiempo y ahora todas sus apariciones parecen un tributo a The Donettes y a su ingesta en cantidades industriales -perdón, pero es que si no metía un chiste de mal gusto sobre la Carey y su peso como que al post le faltaba algo-.

El aterrador inicio del videoclip

Si en 2016 se formó cierto revuelo en los medios sociales por el rumor de que una youtuber británica, Marina Joyce, estaba encerrada contra su voluntad y en sus vídeos pidiera ayuda de manera sutil para no levantar sospechas en su raptor, con el videoclip All I Want For Christmas Is You sucede algo parecido. ¿Es todo tan bonito y navideño como nos insta a creer Mariah Carey? ¿Lanza mensajes de auxilio? Mensajes que en todos estos años nadie ha atendido... A continuación, mi teoría:

Fijándonos bien podemos comprobar cómo justo al inicio del vídeo musical aparece la imagen caleidoscópica de un Papá Noel. La imagen gira hasta revelarnos que dicho Papá Noel no se encuentra solo sino que justo detrás surge la figura misteriosa de otro personaje con gafas. ¿De quién se trata? Yo sostengo que son miembros de una organización criminal, ¿o acaso conocéis alguna organización donde solo forme parte de ella una única persona? Y no cuenta el club de fans de Javián (si existiera). También me baso en que en la película navideña Solo en casa 2 son dos los malos que intentan capturar a Macaulay Culkin -manitaarriba si crees que he tirado de Google para saber cómo se escribía el nombre-. Mucha casualidad me parece a mí como para pasar por alto ese detalle.

¿Uno de los captores?

El vídeo continúa mostrando un espeso bosque nevado en un lugar desconocido -vale, es en Fairy Tale Forest de Nueva Jersey- del que como lector reciente de Una buena chica puedo afirmar que es muy difícil huir en pleno invierno ¿o acaso no habéis visto La Bella y la Bestia? No es hasta el momento en el que aparece la silueta recortada frente a un atardecer de una persona cuando saltan todas las alarmas que nos confirman que el videoclip es una llamada de auxilio de Mariah Carey. ¿Quién es esa persona? ¿Qué busca?

Investigando un poco he llegado a la conclusión de que se hace referencia a ese ser en la primera imagen, se trata del personaje que aparecía junto a Papá Noel al inicio. Santa no puede ser puesto que aquí solo hay tres protagonistas y muchas veces aparece él junto a Mariah Carey, por lo que alguien tuvo que grabar esas escenas y solo nos queda el desconocido.

Una cabaña en el bosque

Tenemos los captores, tenemos el entorno y solo nos falta el lugar donde transcurre todo. La escena de una cabaña en el bosque aparece fugazmente, grabada desde cierta distancia sobre algún vehículo a juzgar por la forma en la que está captada la imagen. Hay que ser de piedra o votante de Donald Trump para no sentir un escalofrío ante el terrorífico escenario que se nos presenta. Mi cabaña terrorífica por excelencia hasta la fecha era la de Pretty Little Liars pero nos creemos dioses y no todos los héroes llevan capa.

Tras todas estas escenas aparece por vez primera Mariah Carey, ¡por fin! Bueno, más bien su mano intentando sin mucho éxito colocar un adorno navideño y, a continuación, su cara de perfil intentando, una vez más, colocar de una puñetera vez la put* bola en el árbol. Algo tan sencillo como esa acción no tendría que costarle tanto trabajo, salvo, claro está, si se encontrara bajo mucha presión y temiera por su vida. A mí me dices que coloque una bola navideña mientras me apuntas con un arma y ya te digo que el pulso me tiembla más que Lorca en 2011 (joer, otro chiste de mal gusto que me postula como candidato idóneo para ser concejal en el ayuntamiento de Madrid).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails