2/7/16

Los clientes de la semana | Cemento para todos

Los clientes de la semana, una sección que sería la Antz, Hormigas de Bichos, una aventura en miniatura si confesamos que es una copia de la que tiene Therwis en su blog.

Los clientes de la semana #3

Recuerdo que en el instituto tuve una vez que estudiar para una asignatura el periodo menstrual y cómo se calculaba. Y que no lo llegué a entender jamás. Digo esto para que comprendas que mi concepto de sección semanal puede ser de publicación una vez cada 6 meses (el último post es de diciembre del año pasado). No será porque no tengo anécdotas y cosas jocosas que contar del apasionante (y siempre enriquecedor) mundo de los clientes. Aquí te traigo una nueva ración basada en hechos reales pero, eso sí, con alguna modificación para que el mundo anónimo siga estando presente en mí.

- El que te envía el producto en un saco de cemento
Cuando alguien quiere devolver algo le mando las instrucciones de cómo hacerlo (3 simples indicaciones, jurao) y una de ellas es la de proteger lo mejor posible su contenido. Normalmente las devoluciones suelen llegar en cajas o, como mucho, en bolsas de la agencia de transporte protegido con burbujas. Vale, pues a las instalaciones nos llegó un producto dentro de un saco de cemento. Con cemento. Cemento. No te digo qué devolvía porque me salta la alerta por anonimato pero puedes imaginar el objeto que quieras que el resultado será el mismo e incluso peor.

Nos pusimos en contacto con el cliente para avisarle de que debido al estado en el que nos había llegado no podíamos aceptarlo. ¿La solución que nos dio? "Podéis soplarle fuerte y ya está, tampoco es para tanto". Palabra de Yos.


- Chantaje y despedido
Resulta que después de ayudar a través de una red social a la consulta de un cliente todo lo amable y CM molón que pude, por lo visto ese día estaba aburrido y me insultó de una manera que no te puedes ni imaginar. Yo flipaba. Investigué un poco y al parecer se entretiene así, es un hater de manual. Concluyó con un chantaje alertándome de que si no hacía lo que me pedía le diría a mi jefe que me echara. Vaya, parece que alguien no va a ganar en su vida el título de Miss Simpatía.


- No llevo dinero, luegoyasieso
Dos productos iguales con una diferencia mínima de precio. El cliente se decide por el barato y se le cobra. Al segundo se arrepiente y dice que se lleva el otro pero que no tiene dinero suficiente, que va al banco y vuelve ya. Han pasado tres meses y no lo he vuelto a ver. No es la sinopsis de un capítulo de Expediente X. No es la fama de la Spears yendo a por tabaco.


Recuerda enviar con forma de comentario un Mi Voto Cemento, Despido o Luegoyasieso para elegir a tu cliente favorito. El ganador de la semana anterior -jeje- fue... ah, no, que no votó nadie.

2 comentarios:

  1. Es una verdad universalmente reconocida que los clientes de la semana nunca son semanales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta pensar que tiene su propia dimensión temporal.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails