29/5/16

Yos eN York | Casa de Lady Gaga, MoMA y World Trade Center

Cuando fui de entendido en cultura pop

Esta entrada trata sobre la peregrinación gagariana hacia el templo nº 40, la visita de un intrépido no entendido en arte al MoMA un día de lluvia y, para terminar, de cómo intentó tocar el One World Trade Center sin que fuera confundido con un posible terrorista (#InfoYosVida). 

Una de las primeras cosas que visité a las pocas horas de llegar a Nueva York fue la casa de Lady Gaga, no porque pensara que iba a desaparecer de un día para otro sino porque... eh... porque... llamémoslo EL DESTINO. Cuando la vi por primera vez era de noche y apenas se podía apreciar correctamente por la falta de luz y, quizás también, por el tiempo que llevaba con las lentillas puestas. De hecho, decir "ver" es ser muy generoso. Mis retinas eran como pasas, un ciego hubiese podido leer braille sobre ellas. De noche el edificio se diferencia del resto al tener situado en la última planta unos focos color rosa alumbrando la fachada. Eso y, en ese momento, también un joven murciano situado justo enfrente mirando hacia arriba.

Entrada a la casa de Lady Gaga
*Yos arrodillado delante*

Esta foto es ya de otro día a primera hora de la mañana y, de la misma manera que la gente se para a contemplar la fachada de la Catedral de Murcia, hice lo propio con el nº 40 situado frente a Central Park. Que si te fijas bien y sabes leer entre líneas el diseño con el número del edificio está formado por un pentagrama y 40 son los años de diferencia entre Lady Gaga y Madonna. A lo mejor tengo más fotos en esa entrada que planos de ella tiene su arquitecto. A lo mejor. Le hice tantas que yo creo que la puedo construir en el solar que hay la lado de mi casa. Primero probaré en la orilla de la playa y luego ya, si eso, me lanzo a algo de mayor envergadura.

Y como muchas personas me lo han preguntado en #YosVidaReal: no, no había fans en la puerta esperando; no, no estaba ella en Nueva York durante esos días; no, no me miraban raro al marcarme una sesión fotográfica allí; y no, el de seguridad en ningún momento hizo amago de aplacarme.

MoMA por dentro
Cuadros bonitos, cuadros raros y gente con móvil

Tuve la suerte de que uno de los días de más lluvia coincidiera con cuando íbamos a visitar el MoMA, así, además de evitar mojarme -no llevaba paraguas, soy de secano y de eso no uso, por favor, qué os pensáis- asistí a la exposición itinerante no oficial de las goteras junto a los ventanales.

Desde que entras es un caos de organización (según la palabra de Yos, también puede ser que sea algo corto de mente, no lo niego). No sabía muy bien dónde tenía que ir a recoger las entradas que ya había comprado por Internet y, cuando al fin lo conseguí, no sabía por dónde tenía que acceder a la primera sala del museo. Pero es que resulta que antes tenías que hacer cola para dejar el abrigo (si querías) y los bultos que llevaras encima (dejé la mochila). Una vez ya accedes a la primera planta lo suyo es visitar sala a sala. Si eres capaz de no perderte ante la nula señalización que tienen te convalidan primero de senderismo e incluso te asignan a un grupo de agentes forestales. Ni con el mapa en la mano me aclaré, es más, entré en zonas donde se supone que solo podía acceder el personal del museo pero, claro, adivino no soy y si no hay ningún cartel yo me meto en todos los lugares donde vea que mi cuerpo cabe -la primera vez que lo hice fue mi nacimiento-. Me faltó entrar en los conductos de ventilación. Si Ikea estuviera señalizada igual que el MoMA daría por perdida toda oportunidad de volver a salir del edificio.

No todo fue negativo, al contrario, tengo buenos recuerdos de allí dentro como: la emoción al ver obras de Andy Warhol, la sorpresa que me llevé con La noche estrellada de Vincent van Gogh que es más impresionante de lo que se puede apreciar a través de una fotografía (#Jurao), y la concentración de gente de más de 50 años mirando un vídeo de Conchita Wurst luciendo melena en modo bucle mientras un guardia de seguridad no paraba de decir que "no photos, only videos". La jornada laboral de ese señor tiene que ser apasionante.

Esa cosa alta la quería tocar

Como me cuesta mucho poner algo que no se pueda malinterpretar sobre mi opinión acerca del World Trade Center paso a contar cómo hice para poder tocar con mis manitas el One World Trade Center. Me arrepiento mucho de no haber subido a su mirador pero ya tenía la entrada para el Top of the Rock. De lo que no sé si me arrepiento todavía es de no visitar el museo con toda la historia del 11S porque sé que hay imágenes y objetos muy de tocarte la patata y pasaba de salir con bajón. Para eso me pongo otro día Toy Story 3.

Soy un tocón. Cuando visito algún sitio con historia me gusta tocarlo si se puede (algún día os contaré cuando llevé un objeto en mi mano de 2000 años de antigüedad sin ser miembro de La patrulla del tiempo) y eso hice. Me propuse tocar el One WTC, algo que puede parecer sencillo pero que no es tanto si piensas lo raro que resulta que una persona cruce una calle cortada al tráfico, con policía, en un sitio con ese pasado y una mochila a cuestas. Se lo dije a mi amigo: "ey, quiero tocar ese edificio". Me acerqué, pasé anEY, UN MOMENTO, ¿de verdad te interesa el relato de cómo toqué un edificio? ¿Tú esto lo ves normal? Sigo. Me acerqué, pasé ante los policías que se encontraban frente a la entrada y mi idea era aprovechar el cambio de calle para pasar la mano por la fachada. Dicho y hecho.

Una vez que ya tuve confianza con el edificio y su entorno, procedí a hacerme varias fotos en el reflejo de los cristales que forman su fachada. La verdad es que quedó muy bien y así lo atestiguan la lluvia de "me gustas" a la instantánea en Instagram y Facebook.



7 comentarios:

  1. Está claro que MoMa es un museo super artístico, que lleva lo abstracto a sus mapas y su señalización de mierda (por lo que cuentas XD).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sentí muy mongol. Había una zona de escaleras que veía en el mapa e incluso en persona desde la lejanía y no supe como se llegaban a ellas. Lo juro.

      Eliminar
  2. demasiado corto30/5/16 17:59

    Maaaaaaaaas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te quiero y quiero más
      De lo que tú me das.
      Regálame un beso
      Y no te arrepentirás.

      Eliminar
    2. Crack. Me parto XD ojalá pudiera conocerte algun dia. A que me bajo pa murcia! O sube tu a valencia acho

      Eliminar
  3. Hola :) La casa de GaGa, el MoMA y el World Trade Center; mis odios/envidia pa ti, yo quierooooooooo. Un abrazo y disfruta ^^

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails