3/3/16

Yos eN York | ¿Qué me llevo y cómo me preparo?

Histérico perdido pre viaje
#InfoYosVidaReal

Desde que sé que me voy de viaje a Nueva York (esto es desde que tengo impresos los billetes de avión, así en plan que los puedo tocar y pasártelos por la cara una y otra vez) no he dejado de buscar información en internet a través del ordenador y del móvil, según lo agonías que estuviera en cada momento. Me entraba así un ataque de hype mezclado con cague del bueno por si no sabía todo lo que debería saber como, por ejemplo: qué puedo y qué no puedo llevar en la maleta de mano, en la otra maleta, si me la perderán, el tiempo que hará allí, si protagonizaré un Frozen, si la comida del avión me va a gustar, si me voy aburrir mucho en el trayecto a quinientos millones de pies de distancia del suelo, etc. Entre los nervios y el tener que depender de otras personas estoy atacao (ojalá se llame así la baticao de este año).

Entonces para ir relajándome me hice una lista mental de cosas que tenía que ir cumpliendo para realizar un viaje fructífero. Oye, mira, me gusta eso como título para el listado.

Lista para tener una viaje fructífero a NY según Yos:

1 - El pasaporte
Hay que pedir permiso al tito Obama para que los señores del aeropuerto te dejen entrar en su país, salvo que quieras protagonizar algún docureality de aduanas. Pedir permiso y pagar. En este viaje se paga por todo. Hay que rellenar un formulario (aquí) donde te preguntan todos tus datos personales e incluso dónde trabajas, además de si tienes antecedentes y qué youtuber es tu favorito (es bromi). Aquí es donde hace aparición mi primer miedo que va y viene según le da: ¿me dejan entrar ya solo con eso? Sí, más el pasaporte, supongo, pero eso explícaselo a mi cerebro porque no lo termina de ver claro. Esto lo hice el mismo día que cuando compré los billetes de avión, hice la reserva del hotel (todo made in Iberia) y la recogida en taxi en el aeropuerto (sale mucho más barato que haciéndolo allí y, qué diantres, mola tener a un señor con un cartelito con tu nombre).

2 - Las entradas
Como aventurero y bloguero dicharachero que soy tenía muy claro qué museos y espectáculos quería ver de forma obligatoria. Gracias al siempre maravilloso mundo de internet se pueden comprar las entradas desde casa, sin hacer colas, sin sufrir por si no quedan localidades, etc. De esta forma llegas al lugar sin prisas y sin tener que ir pendiente de gastar dinero (es lo que más pereza me da; #NasidoAsí). Aquí hice uso de la web de Broadway para ir a un musical que, casualidades de la vida, está al lado del hotel y que me costó medio riñón, PERO. Y también, por ejemplo, de un pack que ofrece el MoMA donde, además de entrar al museo (no descarto empadronarme allí) también puedes subir al Top of the Rock. Si quieres ir a los dos sitios, aprovechas el pack, te ahorras unos dólares y todos felices.

3 - Organizar cada día
Ayudado de una tabla de Excel, de Google Calendar y de un mapa de la ciudad he ido poniendo lo que quiero ver. Empecé con un listado de lugares de interés de visita obligada, de visita no obligada pero interesante y de "por si acaso" (muchas gracias por las recomendaciones). Luego otro listado con los horarios de los lugares que ya compré la entrada. Entonces dividí la ciudad por zonas y puse en el mapa puntos que visitar cada día. Todo muy en plan psicópata antes de cometer una asesinato, pero así soy yo. De esta manera tengo una maravillosa tabla de Excel con lo que voy a ver cada día, con el línea de metro que más me interesa en cada momento, y sabiendo en qué zona voy a estar. Lo hice de manera que se aprovechara el tiempo lo mayor posible pero también abierto a modificaciones de última hora y sin necesidad de ir deprisa. Yo quiero ir a mi ritmo y disfrutar, no soy de los que viaja solo por hacerse la foto y lucirla en Facebook, no, me niego.

4 - Maleta
Este es el último punto que me queda por completar nivel no sé si tengo una adecuada, ni lo que mide, ni lo que pesará, ni qué ropa llevarme (es lo que menos me preocupa, la verdad)... Ah, pero que no se me olvide el adaptador para poder cargar el móvil en el hotel. Ni el libro que me acompañará en el vuelo que, lo lea o no, lo quiero llevar para que cada vez que lo vea en mi estantería recuerde el viaje. A la vuelta quiero traerme un comic de Deadpool, si eso, de souvenir. Pero bueno, eso ya se verá, prefiero dejarme llevar en el momento en el que me enamore de algo y no tenerlo tan planificado porque al final lo siento entonces como una obligación. ¿Veis qué complicado soy mentalmente? Si es que lo de paranoias no está puesto por casualidad en el título del blog.

Y esto es todo hasta nueva orden. Gracias a todos por las recomendaciones y buenos deseos dados en los comentarios, me habéis ayudado más de lo que pensáis (suponiendo que lo hagáis de vez en cuando, claro).

4 comentarios:

  1. Yo soy muy de marcar los sitios en mapas, si no, siento que no voy a aprovechar el tiempo y se me van a quedar cosas por ver. Luego voy con el plano permanentemente en la mano como si estuviera a la caza del tesoro.
    El viaje suena fenomenal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendré activado el modo guiri en el viaje. Quiero ser lo más parecido a un asiático visitando Murcia.

      Eliminar
  2. Missilvivlc4/3/16 13:16

    Que te lo pases genial! Ya eestoy deseando leer el post del regreso! Y plagado de paranoias por favor! me encanta! Yo soy una paranoica/hipocondriaca/conspiranoica!!!! Y estoy casada XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Yo también tengo ganas de escribir ese post.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails