21/2/16

'Deadpool', la película que se hizo gracias a un "follezno"

Aviso de post algo extenso porque hablo de mi intrépida asistencia al cine a ver Deadpool y casi que hablo más de eso que de la película en sí. Si queréis leer opiniones más profesionales existen otras páginas y blogs que se dedican a eso. Grasias.

Ey, pero que merece la pena ver lo que me ocurrió. Jurao. Palabra de Yos.

Deadpool bien mola un brazo

Como un ola Deadpool llegó a mi vida. No, de verdad, como una ola. Como un ola bien orquestada por los killers que idearon la campaña de marketing (envidia absoluta e ídolos máximos) a través de las redes sociales que primero hizo que supiera de la existencia de este personaje y luego de que se estrenaba ya en los cines de España. A esto lo siguió el hype que me creó el compañero de mesa del trabajo al que llamaremos El que no es mejor que Yos para mantener su anonimato. A Pablo no le gusta que lo nombre en el blog. Pero lo que hizo que me decantara definitivamente por pagar los 7'20€ de la entrada (no los 8'80€ de Cinesa, ejem) fue el tweet y el post de Facebook que publicaron en el perfil de *corro a Google para ver cómo se escribe el nombre* Ryan Reynolds. Actor al que conocí por ser protagonista de Linterna Verde (no la he visto), de Buried (sí la he veido) y salir en un anuncio abrochándose una camisa blanca.

Acudí al pase de las cinco porque era incapaz de esperar a la noche, además de que estaba amenazado con comerme un spoiler de parte de El que no es mejor que Yos a través de Snapchat. Él fue el día anterior. Es en lo único en lo que está más adelantado que yo. Al entrar en la sala recé para que nos hicieran a todos una foto como las que realizan en las montañas rusas para poder ver cómo cumplíamos los allí presentes el prototipo de público objetivo de The Big Bang Theory. Os lo juro, éramos todos unos jodidos geeks, frikis y post-púber con camisetas de superhéroes y tarjeta de socio de la Fnac. Un campo de nabos. Menuda fauna. MI FAUNA.

Total, que entro en la sala, busco mi butaca y me siento. Cual es mi sorpresa cuando veo que justo al lado hay un asiento para una única persona. Yo, tan feliz, pienso: "qué bien, aquí puedo dejar el abrigo, no la va a ocupar nadie". Error. Llegó otro ser del clan de los geeks, pero del clan de los geeks SIMPÁTICOS DE MÁS. Tengo la teoría de que una película no da comienzo hasta que un tonto entra en la sala. Adivinad dónde se sentó. El típico al que si le das la mano te toma hasta el brazo, la clavícula y el pulmón si te descuidas. Intentó ser mi amigo en varias ocasiones pero le hacía la cobra con la mirada. Si fue solo al cine, sería por algo. No como la vez anterior que acudí y vi a otra persona que entró sola pero me cayó bien porque iba con un libro bajo el brazo. Este no, este era un pesado de cuidado. Y lo peor no era eso, era que lo vivía todo demasiado. Demasiado sonoro. Mi oído izquierdo solo escuchaba su risa y algún que otro comentario del estilo "de puta madre", "qué crack". Os recuerdo que fue solo. Nadie quiso acompañar a Miss Simpatía Región de Murcia. Por cierto, que sacó el móvil dos veces porque todo el mundo sabe que es imposible aguantar casi dos horas sin mirarlo, sobre todo si la supervivencia del universo depende de ti.

Mi cara al ver al "vecino"

Anuncios y tráilers que pusieron (y recuerdo) antes de la proyección y tras el advenimiento del "vecino": Aquarius, Samsung, Loterías, Independence Day 2, X-Men: Apocalipsis, Captain America: Civil War y Cien años de perdón.

Ah, que antes he hecho alusión a las camisetas geeks pero se me ha pasado por alto mencionar que podéis regalarme la siguiente. O lo que pilleis con los ojos cerrados de Friking. Sin compromiso ninguno, que conste. Os paso mi dirección por privado.

Deadmax o Baypool

Ahora sobre la película.

Teniendo en cuenta que solo vi un tráiler muy por encima, más un trozo mínimo que pusieron en las noticias por televisión (aclaración para los lectores más jóvenes: la tele era lo que había antes de Youtube) y que no me entusiasmó del todo, he de decir que Deadpool me gustó. Qué digo gustó, moló. Deadpool mola un huevo. Como he dicho varias veces no soy amigo de las películas de superhéroes aunque me haya tragado la mayoría (y pagando, soy un #NasidoAsí, qué le hago), pero es que Deadpool no es un superhéroe corriente y eso es lo que lo hace especial. Estoy convencido de que si no fuera de Marvel pensaríamos que se trata de una parodia.

El personaje protagonista es maravilloso. De mayor siempre quise ser el de Kick-Ass y ahora creo que he nacido para ser Deadpool. Sus comentarios jocosos, su modo de actuar y lo poco en serio que se toma a sí mismo lo diferencia totalmente de otros superhéroes que podamos conocer (sin contar con El Chapulín Colorado, claro). Me he sentido muy unido a él, pensad que el ver planos de sus posaderas tantas veces crea una unión difícil de romper. Y qué me decís de cuando mira a cámara para hablarnos como si del mismísimo Frank Underwood se tratara. De momento se ha ganado como mínimo el fondo de pantalla de mi portátil.

Cuando un fan te hace un dibujo

Aparece Morgan Freeman (creo) haciendo de la ciega Al, la mujer de Brody de Homeland despojándose (una vez más) de su ropa y del lastre de su hijo (no, en serio, me gustó mucho el personaje de Vanessa Carlysle o Copycat), un tal Francis cuyo nombre nunca olvidarás y te ayudará a entender todos los memes que hay de él en internet, el amigo Weasel con unas gafas similares a las mías (mini punto friki que me llevo), un X-Men fuertote y otro que va de Lisbeth Salander.

Saldrás de la sala del cine queriendo tener un reloj de Hora de aventuras, agradeciendo el momento "follezno", deseando imprimir una careta del tito Jackman, idolatrando la estructura argumental de la película, sabiendo cómo se dice cáncer en latino, revisando el estado de limpieza de tus dientes y acudiendo al Spotify para poner una canción de Wham!

10 comentarios:

  1. Yo también la vi ayer. 8 libras de puta entrada (al cambio serán 12€ o así, y eso que esto no es la capital), pero a cambio tuvimos toda la sala para nosotros solos, para comentar en voz alta en español (cualquier día nos matan los del cine por ir siempre a las sesiones golfas y no dejarles irse a sus casas temprano).

    Obviamente, la vi en inglés y la verdad es que me perdí unos cuantos chistes porque Ryan Reynolds habla la hostia de rápido (las conversaciones con la negra eran imposibles). Aún así, me encantó.

    Por cierto, no has comentado lo grandes que son los créditos de inicio de la película (o la escena final XD).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en su versión original ¿cómo dicen lo de "follezno"? ¿Y lo de "el cánser"?

      Desde los créditos de inicio ya se sabe que va a ser una maravilla la película.

      Eliminar
    2. Lo de "follezno" no lo recuerdo, lo del cáncer decían que en español se decía "el cánser" (pero cáncer pronunciado en inglés). No diferenciaban entre latino y español, sino entre español e inglés.

      Eliminar
    3. Gracias, mola mucho saber este tipo de curiosidades.

      Eliminar
  2. Anónimo23/2/16 0:08

    En lugar de Follezno decían "Polverine" :)

    ResponderEliminar
  3. Hola! La verdad es que no soy muy fan de las pelis de superhéroes, las veo y me entretengo pero tampoco son mi pasión. Después de leer tu análisis me han entrado ganas, parece muy divertida y a veces eso es lo único que hace falta ^^

    Me quedo por tu paranoico blog!

    Besos gatunos n.n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco soy mucho de superhéroes, con 'Deadpool' lo que ocurre es que es más del estilo de 'Kick-Ass'. Vamos, que si te gusta una la otra casi que también.

      Eliminar
  4. Puto amo xD, no recuerdo como llegue a este blog pero me quedo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Salir de aquí es más fácil que entrar, solo hay que darle al icono de la X.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails