11/6/15

10 cosas sobre 'Ciudades de papel' de John Green

Margo me recuerda a la niña de Up

¿Veis, veis mi cara? -decidme que no o me da miedito *tapo la webcam de forma apresurada y torpe, pero a la vez como un caballero que acude a salvar a una damisela*-, pues es la cara de la decepción ante lo primero que leo de John Green, la cara de la pesadumbre, la cara de la belleza -me gusta pensar que soy el canon de belleza en algún lugar, ¿vale?-. Ay, John Green, "ay, Haití... y en mi voz, ay, Haití". No entiendo qué ha podido pasar ya que Ciudades de papel lo tenía todo para que me gustara: personajes ídolos, frases y situaciones muy graciosas, aventuras con amigos, mi arrodillamiento ante el tráiler de la película... Pues nada, que no, que me quiero deshacer del libro para que pase a llamarse "Ciudades de papel reciclado".

Tranquilos que me duele a mí más que a vosotros. No gano para disgustos entre el MEH en el cuerpo que me ha dejado la historia de John Amarillo+Azul, el abandono de Cell de Stephen King (valiente truño decidido pese a contar con zombis y mi autor favorito) y el de El libro de Ivo de Juan Cuadra. A mí no me han cuadrado, lo siento.

10 cosas sobre Ciudades de papel:
  1. La sinopsis no oficial reza tal que así: chico pagafantas va en busca de chica pretty liar, la cual se ha ido dejando pistas sobre su paradero porque es una rebelde y ha nacido para afiliarse a Podemos. Chico pagafantas tiene amigos ídolos que lo acompañan en esta aventura muy de etapa de Pekín Express.
  2. Contiene infinidad de frases de esas dignas de anotar. Mi favorita es una que dice algo así como que mear es como un buen libro, cuando empiezas no puedes parar. Camisetas con esa frase ya, por favor.
  3. Si no fuera porque me pilla en una edad muy anciana haría memoria sobre otros nombres de esos que uno no se cansa de repetir, pero eso, que estoy mayor y paso. Pues en Ciudades de papel está el de Margo Roth Spiegelman. Sois tan afortunados de que no sea vlogger porque me tiraría perfectamente un minuto diciendo el nombre completo sin parar y venga a lloverme "me gustas".
  4. En la tercera parte del libro se produce un momento muy de Dos tontos muy tontos. Pista: botella de cerveza.
  5. Como he dicho antes, su protagonista me recuerda mucho a la niña de UP pero sobre todo a Pipi Calzaslargas. Considero que comparten el mismo espíritu aventurero y una independencia -¡hola, Cataluña!- sobre la opinión del resto de la sociedad.
  6. Pizza Hut, Coca-cola light y McDonald's son algunas de las marcas que aparecen.
  7. Profeso una admiración absoluta hacia la colección que tiene los padres de Radar. La vida y saber leer merece la pena solo por conocer qué es lo que coleccionan con tanta dedicación. Me pido ser adoptado por ellos en otra vida.
  8. Quentin Jacobsen, llamado también Q en el libro -sí, como la tecla de arriba a la izquierda-, tiene posiblemente las mejores conversaciones con sus padres que podéis imaginar. Me pregunto si habréis mirado si de verdad la Q está donde he dicho u os habéis fiado de mí.
  9. Algunos de los libros mencionados son: El gran Gatsby, Moby Dick, Jane Eyre, La campana de cristal y Matadero cinco.
  10. Es muy interesante conocer de dónde viene el concepto de ciudades de papel. No intentéis saberlo antes de leer el libro u os cargaréis parte del misterio.


Comencé con muchas ganas a leerlo pues quería algo sencillo para acompañar la etapa de exámenes universitarios. Por un momento tuve miedo de estar muy enganchado como con el magnífico El mal camino ya que el inicio es realmente entretenido. Lo bueno dura hasta la desaparición de Margo, de ahí en adelante es una caída sin frenos con algún que otro breve repunte que te vuelve a enganchar un poco en la historia. Aparecen personajes y tramas que todavía no sé para qué, más allá de para que el libro no tenga pocas páginas. ¿Para qué ha servido el policía? ¿Qué aportaba la noche de borrachera? Seguramente sea injusto al fijarme en esos detalles por no gustarme el libro y no haya hecho lo mismo con otros, PERO.

Luego, lo de seguir las pistas prometía mucho. Muchísimo. Soy muy de Scooby Doo y creía que encontraría algo "parecido" aquí, ya me entendéis. Margo deja pistas que solo es capaz de entender el protagonista y listo, el lector en ningún momento puede participar en averiguar el significado. Además de que el número de pistas es ridículo y no se sustentan por ningún lado, no tienen ni sentido ni lógica. Acepto la explicación que da el autor pero como si dice otra cosa, que también la aceptaría.

Respecto al final... me ha dejado igual que el de El enigma Flatey, un "pues vale, ahora voy a tirar la basura, cortarme las uñas de los pies y memorizar frases de las canarias de Pekín Express".

Los padres de Radar, ídolos.
La última aparición de Margo, abyecta.

12 comentarios:

  1. Que perecica me da Juan Verde... Lo evito como a Blue Jeans, Federico Moccia y Nicholas Sparks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconocía que el autor estaba en el mismo saco que los que mencionas, ya que de ser así lo hubiera evitado también. De todas formas este libro no es una pastelada ni nada que se le paresca.

      Cuando dices Juan Verde me creo que te refieres al español que ayudó en la campaña electoral a Obama. Dato mío. Yos estudia Comunicación Política.

      Eliminar
    2. Yos, procura eviitar a Blue Jeans y a Moccia a menos que quieras una reseña negativa para el blog, despertar tu odio al universo o sufrir una sobredosis de azúcar, esto último especialmente en el caso de Blue Jeans.

      Eliminar
    3. Lo tendré en cuenta, de todas formas no estaban entre mis candidatos, que uno ha leído 'After' pero no le gusta sufrir. Gracias por el aviso.

      Eliminar
    4. Anónimo14/6/15 0:06

      De nada, After ya fue bastante tortura. Una amiga mía intentó leer eso para confirmar lo que había oído (todo cosas malas) y odiarlo y acabó leyendo a Jane Austen a los dos días, tras casi 90-100 páginas de After. Yo le eché un vistazo al prólogo de la saga entera y es todo un maldito drama, pésimo y da pereza leerlo.

      Eliminar
  2. Lo juro. EN SERIO. Admiro muchisimo tu originalidad al escribir una reseña.
    Ni si quiera me he leido el libro, porque las reseñas de él son el 88 % negativas, pero aun así me tragué la reseña :'D
    Amo la forma en que escribes con esas paranoillas que ni yo, y eso que tengo una master en rarez, diría.
    Y...no, no te leas nunca jamás Blue Jeans. Solo hay partes pasables en alguna de sus novelas pero por lo general o la prota es un zorra que tiene a 3298470239702389 tios detrás o los protagonistas no tienen personalidad ninguna. Aunque en realidad sería divertido leer una reseña tuya de eso :'D
    Federicco Moccia es otro igual. Por alguna razón se me hacen todos los libros iguales.
    Estaría bien que te leyeras "La Quinta Ola", en algunas partes te reirás bastantes con las ocurrencias de la protagonista...no en el sentido "da pena el libro" sino en sentido "JODER :'D"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Partes pasables? Qué va, si parece que sus libros transcurran en el país de las piruletas, en la ciudad de las golosinas, y que sus protagonistas ejemPAULAejem parece que vivan en la calle de las gominolas. Demasiado azúcar. Yo leí los dos primeros de Canciones para Paula (está claro que cuando hablas de protagonista que tiene 3456677128921039876567 tíos detrás de ella es justamente esa), cuando tenía 15 años y me pareció básicamente un culbrón todo, y demasiado empalagoso, ñoño y chorra para ser verdad, muy poco creíble.

      Eliminar
    2. Ana Styles Lynch, gracias por los vítores a mi persona. Debo de vivir en una burbuja porque las reseñas que leí sobre este libro no eran del todo buenas pero tampoco me indicaban que fuera un horror, tal vez sí un meh. Que es lo que ha sido. Blue Jeans y Moccia tachados de mi lista, ya me lo habéis dejado claro xD.

      'La quinta ola' será lo próximo que lea salvo que cambie de opinión en el último momento, cosa que suelo hacer, siempre hay una fuerza oculta que en el instante de decidir qué leer me impulsa a escoger otro título. #NasidoAsí. Te agradezco la recomendación.



      Eliminar
    3. Anónimo, me estás describiendo a esa tal Paula de una manera que me obliga a leer su historia para odiarla contigo.

      Eliminar
    4. Anónimo14/6/15 0:27

      Pues fliparías mucho, jaja. Hasta un libro tipo Harry Potter o cualquiera de Laura Gallego tienen más posibilidades de suceder en la vida real que Canciones para Paula. Creo que con decir eso ya digo bastante, no?? Imagínate cómo tiene que ser de inverosímil y poco creíble para que parezca más fácil ver en este mundo dragones surcando los cielos a lo Memorias de Idhún o que nos lleguen cartas del Ministerio de Magia acusándonos de hacer magia en presencia de muggles. Por cierto, no te recomiendo que te hagas con ese libro en físico. No querrás conservarlo al acabarlo ni que te vean con él. Eso si te lo acabas leyendo, jajaja.

      Eliminar
  3. Pues yo había leído reseñas positivas de este libro (hay que ver en las páginas en las que me meto) y ha sido una decepción épica. No creo que vuelva a poner mis manos en un libro de este hombre en la vida, que manera de desperdiciar un material aspirante a libro molón. Me pasó como a ti con lo de las pistas, solo las entendía el Quentin, y tampoco avanzaba mucho. La segunda parte es un dolor de cabeza insufrible, es eterna y no lleva a ningún sitio. Será raro decir esto pero no dudo que la peli esté mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que dicen la película es mucho mejor. Habrá que verla aunque sea solo por la magna de Cara.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails