3/2/14

Anuncio de Chenoa de Avon

"¡Ey, me has pillado!"

2014 comenzó con un par de memorables momentos para la raza paranoica: uno con forma de anuncio de Avon, con Chenoa como prescriptora, y otro con forma de detención de Justin Bieber en Miami. De regalo e improvisto nos llegó la asombrosa y factible posibilidad de que ambos cantantes lucieran el mismo vestido en tan célebres acontecimientos históricos. Tan real que asusta. Tan apoteósico que quiero unirme a su particular club del buen vestir y no descarto llevarlo puesto para mi próxima graduación, boda o fiesta de guardar.

"Ey, espejito, espejito ¿por qué veo a la Spears si solo me he tomado un rebujito? ¿Y por qué creo que hago gracia hablando en rima, acaso soy la letrista de Estopa? Yos, esto va por ti, me parece muy triste hacerte pasar por Chenoa. Y deja de escribir que está quedando muy largo el pie de foto".

Una vez asimilado el montaje que encabeza el post quiero ir analizando los 40 segundos del spot publicitario de Chenoa. En mi imaginario, con este anuncio, ha conseguido la cantante desplazar la imagen que tenía de ella cuando alguien la mentaba, y es que a mi mente acudía aquel día en el que lloraba en chándal, a la salida de su casa, por la ruptura con aquel cantante que hizo un videoclip con Miley Cyrus. Ahora simplemente la veo delante de un espejo vaciando un perfume como si no hubiera un mañana.

La primera instantánea que tenemos de ella en el anuncio de Avon es frente al espejo de un ficticio camerino, algo muy característico en los últimos videoclips de Britney -y que sirve para acrecentar el rumor de que la "cantante" solo saca vídeos para insertar publicidad del perfume de turno que le toque vender-. Mientras se rocía perfume capta nuestra presencia y lo manifiesta con un efusivo "¡Ey, me has pillado joputa!".

"Ey, tú"

A continuación se gira mientras nos dice que le encanta Avon, aunque claro, eso no quiere decir que tenga que tener sobre la mesa del camerino media gama de productos. De hecho, solo se aprecia ¿un? objeto en el tocador. En tan corto espacio de tiempo nos damos cuenta de:
  1. Que la ropa está amontonada hacia la derecha del perchero para que quede bien ante la cámara, dejando un hueco notorio a la izquierda. Esto es una curiosidad que a mí me apetece darla a conocer, no tiene mayor importancia.
  2. El excesivo ruido que producen sus pisadas al final del "paseo". Queda horripilante en el anuncio.
  3. La cantidad de veces que parpadea. Hay un juego titulado: Chupito cada vez que Chenoa parpadea en el anuncio de Avon.
"Ey"

El anuncio termina con los tradicionales focos de fondo de todo videoclip de LODVG.



10 comentarios:

  1. Te quiero xDDDD Creía que era el único que se había fijado en la decadencia de ese anuncio xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi blog cumple con su labor de ayuda a la sociedad dejando constancia de la existencia de este anuncio para la raza humana que continúe en la Tierra una vez hayamos fallecido todos. Algún día se estudiará el contenido de este blog en las Universidades. O no, que nunca se sabe.

      Eliminar
  2. Yos, oye Yos, oye, ¿es verdad que tú eres Justin Bieber?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, yo lo único que hago es pasarle productos de Avon. A ver si te piensas que le hago publicidad a la marca de forma gratuita, que uno tiene un nivel como blogger importante.

      Eliminar
  3. Me indigna que no comentes el descarado vistazo que hace al número de teléfono mientras o está diciendo. Seguro que te has dado cuenta, y que lo haces para ver los frutos de tu entrenamiento con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy incapaz de criticar a una persona que mira un número de teléfono cuando ni yo mismo me sé el mío.

      Eliminar
  4. Más grande que la vida misma.

    Ahora en serio: ¿Alguien se imaginaba a Chenoa de otra manera? Porque yo al menos no.

    ResponderEliminar
  5. ja ja ja
    ni puta gracia...

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails