17/6/13

Modas absurdas: personalizar todo

Nos encanta personalizar absolutamente todo para hacerlo diferente. Tener un producto y darle nuestro toque especial que lo distinga del resto y a la vez represente nuestra personalidad, nuestra forma de vida, nuestro gusto o ausencia de él.

Supongo que os habréis dado cuenta de la cantidad de cosas que tenemos en el mercado disponibles para que las personalicemos -y la de veces que voy a repetir esta palabra a lo largo y ancho del post-. ¿Casualidad? ¿O es que han visto un filón económico en esta tendencia de los consumidores? Sea lo que sea nos gusta y para muestra os traigo algunos de los ejemplos que más rápido me han venido a la mente en este placentero día de calor murciano:

Las fundas de los móviles

Ahora en cuanto tienes un móvil tienes que buscarle una funda. Los hay de todos los precios, modelos y diseños. Confieso que tengo mi móvil desde hace un año y todavía soy incapaz de encontrar una funda que crea que es la más adecuada, la que va más conmigo. Admiro a los que tienen esa facilidad de colocarle cualquier carcasa porque les gusta igualmente, yo no puedo, soy un negado. Es más, me cuesta muchísimo hasta elegir el fondo de pantalla y eso que hay millones de posibilidades donde elegir. Creo que ese es el problema, la infinidad de posibilidades. Y por eso nunca me podré tatuar nada.

Perfumes personalizados

No sé si conoceréis la franquicia Fragancias del Mundo, si lo supiera tendría el poder de leer la mente. Allí puedes conseguir el perfume que más te identifica e incluso encontrar olores iguales a los de tu marca de colonia favorita (la imitación de toda la vida, es el Tu cara me suena del mundo fragancias). No se quedan solo en eso, también tienen ambientadores y jabones en su gama de productos. En la tienda que yo visité en Murcia, en la que me trataron fenomenal, me enamoré de un bolígrafo que en realidad es un pulverizador de colonia ideal para llevar en el bolsillo. Quiero uno YA.

Helados de yogurt personalizables

Llaollao y Smöoy son dos claros ejemplos de la personalización en los helados. En esta ocasión te permiten diseñar tu propio helado de yogurt. Desde hace un tiempo a esta parte ha surgido este producto que ha contado con gran aceptación por parte de los consumidores, aunque yo todavía no lo he probado, la verdad. El local que os recomiendo visitar si vivís en Murcia, porque creo que de momento no hay más en España, es Na-nai. En él venden té con opción de elegir entre varios y buenísimos sabores.

Personaliza la etiqueta de tu Nutella

Sublime campaña comercial la que ha hecho Nutella a través de su Facebook. Seguro que la conocéis e incluso es posible que hayáis participado en ella o algún familiar cercano. Es tan simple como conseguir de forma gratuita tener tu nombre, el de tu mascota, tu cantante favorito, etc. en la etiqueta de Nutella. Genial. El uso que le he dado yo es la de utilizar el tarro a modo de lapicero. Con el tiempo será un objeto pop muy cotizado. Me he quedado con las ganas de pedir una en la que ponga Nocilla.

Personalizar camisetas

Customizar la ropa como si no hubiera un mañana. Tenía un amigo que se hacía camisetas con fotografías de sus cantantes favoritos y las llevaba sin ningún tipo de vergüenza, y eso que muchas de ellas eran de la Spears. Sí, tenía un amigo fan de la Britney. Y sí, he dicho tenía, porque ya no nos hablamos. Algún día os contaré todo ese drama, estén atentos a sus pantallas.

Tartas personalizadas

El edén de la personalización son las tartas. Idolatramiento a todas las que existen sobre dibujos animados y a todas las personas que son capaces de crear tales obras de arte comestibles. He nacido para tener la mía propia sobre Toy Story. Algún día, Yos, algún día. 

¿Eráis conscientes de la cantidad de productos que había para personalizar últimamente? ¿Habéis personalizado muchas cosas? Contadme, queridos, contadme. 1, 2, 3...


1 comentario:

  1. Algunas cosas personalizarlas queda muy bien, jaja.

    Los helados y las tartas son lo mejor.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails