13/5/13

El día que iba conjuntado con mi profesora

Te podría pasar a ti

Hace poco volví a vivir uno de esos míticos momentos que te regala la vida: fui conjuntado con una profesora. No fue a propósito, que conste que no la llamé la noche anterior para preguntar qué se iba a poner al día siguiente. Porque no tengo su teléfono, no por otra cosa. Que las llamadas las tengo gratis.

En esa autobiografía que publicaré algún día, con prólogo de Lucía Pérez, habrá un capítulo titulado: 'El día que iba conjuntado con mi profesora'. En él comentaré que lo peor no es eso, sino que la gente de clase se dé cuenta y te lo diga.

Gente: Eh, eh, Yos, ¿tasdao cuenta de que vas a juego con la profesora? Jijiji -odio la gente que se ríe así-.
Yos: Sí. Qué bien, ¿eh? ¿Qué tal tu enfermedad, te sigue gustando Britney Spears?

Yo iba como se ve en la ilustrativa imagen de arriba. Camiseta negra y pantalones rojos -que me hacen un culito divino-, mientras que mi profesora iba con ese pelazo a lo Kristian GH, una falda negra y una camiseta roja. Me pregunto si ella también se daría cuenta. De lo de la corona, me refiero. O lo mismo no la llevaba puesta ese día y la he dibujado para que penséis que sí. Os quedáis con la duda, jijiji.

La verdad es que me hizo gracia este momento porque así me daba para escribir un post, que este blog no solo vive de razones para leer un libro o ver un videoclip. Otra veces, cuando, por ejemplo, tengo que hacer una exposición con algún compañero sí que quedamos en ponernos más o menos el mismo color e incluso ir a juego con el PowerPoint, porque queda muy bonito y profezional. Cuando hago esto siento que me lo preparo más que España la puesta en escena en Eurovisión.

5 comentarios:

Related Posts with Thumbnails