13/1/11

Análisis del videoclip 'Whip my hair' de Willow Smith

Willow, dos triángulos invertidos de color rosa y el photoshop

Desde el Facebook del blog pidieron el análisis del videoclip 'Whip my hair' de Willow Smith, la hija de un hombre rompe-robots y hermana de un chico que sabe Karate y se contonea con el 'Poker Face' en la máquina recreativa de bailar.

El videoclip vamos a comentarlo a modo historia :

Érase una vez una joven que consiguió que Ke$ha, la chica de la "S" extraña o Qu€cha (como a mi me gusta llamarla), no fuera la única en llevar cosas raras en la uñas. La niña se llamaba Willow y se acariciaba sus maravillosos colgantes dorados como quien le pasa un cupón por la espalda a El jorobado de Notre Dame. Sabía que esta destinada a hacer algo grande.

Uno, dos, tres, las tres postizas

Entró en una habitación justo cuando una persona estaba a punto de comerse un calcetín enroscado (ver foto inferior, parte izquierda) y una joven de frente despejada le lanzaba la típica mirada de "¿crees que me importa tu vida o de que tu padre viva al oeste de Filadelfia? pues eso". Y me niego a pasar por alto esos efectos de reflejo luminoso que nos acompañan durante todo el vídeo, y que no nos haría tanta gracia si nos pasara mientras conducimos, porque recuerda al videoclip de RebecaMatador.

Blanco detergente

Enchufó su música y la cosa se vino arriba, de otra forma no se explica que el joven de la izquierda decidiera poner los brazos al estilo "¿qué pasa Neng?". De aquí sacaron a la mujer mayor esa del anuncio "subidón, subidón".



"Eyyyyyy a tope Neng"

Más tarde, en un pasillo, se encontró con un ser minúsculo. Pensaba que se trataba del conejo de 'Alicia en el País de las Maravillas' o del conejito que corría con el reloj. Nunca supo de quien se trataba, nosotros desde nuestra privilegiada posición aquí en la península, esa tierra en la que comprobamos que el tabaco a parte de generar a drogatictos también genera a gilipoll*s, estamos en a disposición de decir que era...

... Joselito bailando de espaldas

A su salida de aquel edificio y una vez puesto color en las tristes vidas de lo que parecía ser el nuevo anuncio del detergente del futuro y que después dejó como un videoclip de La Casa Azul, se encontró con una habitación vacía. Allí empezó su auténtica carrera: pintora de brocha gorda. Te pinta un cuarto en lo que dura un videoclip. Ella te hace la Capilla Sixtina en un 'Telephone' y medio.

Benito y Manolo la querrían

PD1: el vídeo no se puede incrustar con que aquí su dirección para comprobar que lo que digo es cierto.
PD2: no descarto utilizar como unidad de medida del tiempo la duración de los videoclips.

¿Qué te ha parecido Willow?

La expresión del buen gusto, concepto



2 comentarios:

  1. Tio, tienes que hacer un articulo del videoclip de Bisbal con Nocilla, cuando lo ví, pensé en ti, dije, Yos tiene que escribir sobre esto jajaja

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. jajaja si te digo la verdad no he sido capaz de ver el anuncio entero, se me rompía el alma al ver el destrozo. Tendré en cuenta la recomendación.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails