23/6/10

¡Quiero ser un "chico internado"!

Imagen de la primera temporada, cuando todavía éramos vírgenes

Cuando anunciaron que iban a emitir una nueva serie en televisión con un gay, una mete collejas, una profesora de baile y una 'TNT'... porque sí, esa era la imagen que teníamos de los actores y actrices que formaban parte del elenco, no podíamos imaginar que a los más paranoicos nos iba a afectar tanto el ver todas las temporadas sin dejarse ni un capítulo por exprimir. Reconozcámoslo: nos ha cambiado la vida.

Hoy ya es demasiado tarde para la lamentación y os comento como ha cambiado mi vida gracias a estas tramas.

1- Transporte de cajas
Estoy obsesionado por embalar todo en cajas de cartón, pero cajas de cartón que tengan alguna marca impresa en cualquier lateral. Meto cosas dentro que pueden ir desde libros, discos de música o los huesos de mis vecinos, y la caja la voy moviendo de un sitio a otro solamente cuando hay gente mirando, sin gente no tiene sentido. Y obligo a que me llamen conserje, a lo que yo contesto únicamente con monosílabos que gracias a la wikipedia sé lo que son.


2- Mostrando la marca
Me preparo el desayuno con mil y un producto alimenticio mañanero sobre la mesa, todas ellas bien dispuestas de forma que se pueda ver la marca desde cualquier punto de la habitación. Voy, si hace falta, hasta con la etiqueta de la camiseta por fuera para seguir siendo un "chico internado". También me paseo como cualquier azafata de programa, con el producto bien situado entre mi nulo canalillo enseñándolo con contoneo en todo momento.


3- Rubias escapistas
Mi vecina es rubia y tiene 8 años. La tengo vigilada porque sé que a la mínima es capaz de huir al parque más cercano en busca de alguien, me da igual quién. Al igual que Paula, tiene una facilidad increíble para escabullirse, el otro día escuché a su madre decir que no había puesto la mesa a la hora de comer. Que digo yo, si tan experta es Paula (y mi vecina) es escurrirse ¿por qué no la utilizan para robar en bancos? que vale que no está muy bien visto, pero si lo hace bien...


4- Caballerías
En 'el internado' al comienzo tenían caballos y ahora no aparecen. ¿Dónde están?, ¿los han donado para una película zoofílica versión internado?, ¿veremos a Marcos montado por una yegua?. Cerca de donde vivo tampoco hay ninguno, pero me gusta pensar que algún día la gitana que canta canciones de 'Pasión de gavilanes' aparecerá montada en uno.


5- Mazmorras
Sótano que veo, sótano al que entro acompañado siempre de una antorcha. Las linternas están pasadas de moda, chicos. Lo que se lleva ahora es una buena antorcha, que se va la luz en tu casa, coges el palo de la escoba y le metes fuego. Ante todo hay que ser chic y saber que comprar pilas es de pobres.

Lo demás que me ocurre no le echo la culpa a los guiones de la serie porque robar medicación de la enfermería del instituto ya lo hacía, ahora no (porque estoy en la Universidad), infiltrarme en la intranet del centro con pulsar dos teclas también lo hacía desde antes de conocer a Vicky la hacker, darme asco Lolo ya pasaba desde sus partidas de ajedrez en 'Compañeros' y las demás paranoias son fruto de cuando dejé de respirar al nacer.

3 comentarios:

  1. me encanta como hackean todo en la tele con esa facilidad, dan ganas de hacerse hacker!!!!

    yo tengo una antorcha para entrar al garaje, si te consuela.

    ResponderEliminar
  2. Al leer "tengo una antorcha para entrar al garaje" me ha recordado a los castillos playmobil que al tocar una antorcha se abria como una especie de compuerta secreta. Por un momento ha sido way tener esa imagen de tu garaje xD

    ResponderEliminar
  3. Al final hay que darse cuenta que todo es un negocio y la pasta es la pasta! no anuncian mas porque si ya es escandaloso imagina unos cuantos mas!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails